Andrés Lázaro
Sobre Andrés

Andrés Lázaro tiene un estilo único. Es grácil y esbelto y no da un paso de más ni de menos. Parece como si caminara, despreocupado, por finos alambres suspendidos a gran altura. Esta forma de bailar es lo que transmite exitosamente como profesor en Animal Jazz (Madrid), donde muere por la causa del ritmo y la musicalidad del baile. Todo esto, además, salpicado por el más circense sentido del humor. Así que no podemos estar más que emocionados de tenerlo, junto con Lee Meidan, en los mágicos talleres de lindy hop que seguro nos han preparado.


Madrid
Lindy Hop

Biografía

Andrés Lázaro se unió a la comunidad de Swing en Madrid cuando apenas se estaba desperezando. Llegó siguiendo su instinto, ese que sólo algunos tienen, que te empuja a mirar qué hay un poquito más lejos, aunque el camino sea escarpado e imprevisible. Llegó al swing a través de su pasión por el jazz y pronto su instinto todoterreno se convirtió en pasión. Así que siguió mirando un poquito más lejos y su viaje le llevó por toda la escena de festivales en Europa y Estados Unidos.

Su animal totémico es la cabra, dicen. No debiera sorprendernos porque hay que estar un poco loco para dejarlo todo en busca de nuevos horizontes. En 2013 dejó su trabajo para dedicarse enteramente a esto de bailar y su búsqueda le llevó hasta Ecuador, donde dejó la huella del swing pisando fuerte con sus zapatos.

Andrés tiene un estilo único. Es grácil y esbelto y no da un paso de más ni de menos. Parece como si caminara, despreocupado, por finos alambres suspendidos a gran altura. Esta forma de bailar es lo que transmite exitósamente como profesor en sus clases, donde muere por la causa del ritmo y la musicalidad del baile. Todo esto, además, salpicado por el más circense sentido del humor.

Actualmente, sus pasos le han llevado de nuevo a Madrid, donde forma parte de la familia de Animal Jazz, escuela en la que imparte clases de solo jazz, lindy hop y troupe, además de estar involucrado en la línea pedagógica. Sin embargo, Andrés Lázaro admite encontrar en el social el verdadero disfrute del baile. En Ciudad Real le hemos podido gozar durante el curso 17-18 tanto en talleres como en fiestas y baile social y no podemos más que estarle agradecidos.

¡Adivina! Este sitio usa cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información